«

»

Imprimir esta Entrada

Quién es Allah?

ya_allah_er7amna_b_r7matek-628138

Uno de los principales conceptos erróneos que los no musulmanes tienen acerca del Islam tiene que ver con la palabra  “Allah”.  Por diversas razones, mucha gente ha terminado creyendo que los musulmanes adoran a un Dios diferente al de los cristianos y los judíos.  Esto es totalmente falso, ya que  “Allah” es simplemente la palabra árabe para referirse a “Dios”, y hay un solo Dios.  Que no hayan dudas: los musulmanes adoran al Dios de Noé,  Abraham, Moisés, David y Jesús – que la paz sea con ellos.  Sin embargo, es verdad que los judíos, cristianos y musulmanes tienen diferentes conceptos del Dios Todopoderoso.  Por ejemplo, tanto los musulmanes – como los judíos – rechazan las creencias cristianas de la Trinidad y de la Divina Encarnación.  Esto, sin embargo, no significa que cada una de estas tres religiones adore a un Dios diferente – porque, como ya lo hemos dicho, hay sólo Un Dios Verdadero.

 

El Judaísmo, el cristianismo y el Islam afirman pertenecer a la “Fe de Abraham”, y todos ellos se hacen llamar “monoteístas”.  Sin embargo, el Islam enseña que las otras religiones, en una forma u otra, han distorsionado y anulado una creencia pura y apropiada en Dios Todopoderoso al desatender Sus verdaderas enseñanzas y mezclarlas con ideas creadas por el hombre.

 

En primer lugar, es importante observar que “Allah” es la misma palabra que utilizan los cristianos y judíos que hablan árabe, para mencionar a Dios.  Si se mira en una Biblia árabe, se verá la palabra “Allah” en donde iría la palabra “Dios” en una en Biblia en español.  Esto es porque “Allah” simplemente quiere decir en lengua árabe “La Divinidad”, y que equivale a la palabra “Dios” en español.  Además, la palabra “Allah” no puede pluralizarse, un hecho que está relacionado con el concepto mismo de Dios.

 

Es un hecho conocido que cada idioma posee uno o mas términos para referirse a Dios, y a veces, a deidades menores al mismo tiempo.  Pero este no es el caso de la palabra Allah.  Allah es el nombre exclusivo del Dios Único y Verdadero.  Sólo puede ser llamado Allah.  El término no tiene plural ni genero.

Es interesante notar que Allah es el nombre personal de

Dios en arameo, la lengua de Jesús, una lengua hermana del árabe.

Es asi que los evangelios en arameo más conocidos, los Manuscritos Siríacos Antiguos, nos muestran que Jesús llamaba a Dios “Allah”. Por ejemplo, en Marcos 10:18 Jesús dijo:

“…layt tab’â aylâ ayn chad Allaha.”

“…Nadie es bueno, sino sólo uno, Dios.”

Reina-Valera 1995.

Allah_Subhanahu_Wa_Ta__ala_by_Callligrapher

 

Más importante, también se podría afirmar que la palabra árabe  “Allah” contiene un profundo mensaje religioso debido a su etimología, la fuente de su significado y origen lingüístico.  Esto es porque viene del verbo árabe  “ta’allaha” (o alaha), que significa “ser adorado”.  Por lo tanto en árabe, la palabra “Allah” significa “El que es o Merece ser adorado”.  Esto, en resumidas cuentas, es el mensaje mismo del monoteísmo islámico

 

El Único y Verdadero Dios es el reflejo del concepto único y exclusivo que el Islam tiene de Dios.  Dios es el Creador Todopoderoso y Sostén del universo, no hay nada que pueda asemejársele ni comparársele.  Los contemporáneos del Profeta Muhámmad (Paz y Bendiciones de Dios con el) le preguntaron acerca de Dios; la respuesta llegó de Dios mismo en un breve capítulo del Corán, que se considera la escencia de la unidad o lema del monoteísmo.  Este es el capítulo 112, que dice:

 

Di [¡Oh, Muhámmad!]:  Él es Dios, la única divinidad.  Dios el  senor Absoluto [de Quien todos necesitan, Quien no necesita de nadie].  No engendró, ni fue engendrado.  No hay nada ni nadie que pueda ser comparado a Él.”

 

El Islam no caracteriza a Dios en ninguna forma humana ni lo representa favoreciendo ciertos individuos o naciones en base a la fortuna, poder o raza.  Él creó a los seres humanos iguales, y éstos se distinguen solamente a través de su virtud y su piedad.

Los atributos de piedad de Dios se manifiestan en Sus atributos de Justicia.  Las personas que se esfuerzan  y sa crifican a lo largo de sus vidas buscando complacer a Dios, no recibirán el mismo trato de su Señor que la gente que oprime y explota a sus semejantes.

Esperar que ambos sean tratados por igual significaría negar nuestra fe en la Justicia, en el Día del Juicio y negar todos los incentivos para una vida moral y virtuosa que hay en este mundo y el otro.  Los siguientes versículos coránicos son claros y evidentes respecto a este punto.

 

“Por cierto que los piadosos serán agraciados por su Señor con los Jardines de la Delicias.  ¿Acaso vamos a tratar por igual a quienes se someten a Allah y a los pecadores? ¿Qué os pasa?  ¿Cómo es que juzgáis así?”

(Corán 68:34-36)

Conceptos como el descanso de Dios en el séptimo día de la creación, su lucha con uno de Sus siervos, su complot en contra de la humanidad, o su encarnación en un ser humano, son considerados una blasfemia desde una óptica estrictamente monoteísta e islámica.

 

El uso único del término Allah como nombre exclusivo de Dios refleja el énfasis en la pureza monoteísta de la fe islámica, que es la esencia del mensaje de todos los profetas de Dios.  Por esto, el Islam considera que asociar alguna deidad o persona con Dios es un pecado capital que Dios no perdonará, a menos que la persona se arrepienta antes de su muerte.

 

El Creador tiene una naturaleza diferente a la de Sus criaturas, porque si Él fuera de la misma naturaleza, sería temporal y por lo tanto necesitaría un creador a su vez.

 

Resulta, por lo tanto, que nada es como Él.  Además, si el creador no es temporal, entonces debe ser Eterno.  Si es Eterno, no puede ser causado, y si nada causó Su existencia, nada fuera de Él sostiene Su existencia, lo que significa que Él es Autosuficiente.  Y si no depende de nada ni nadie para continuar su existencia, entonces su existencia no puede terminar, entonces, el Creador es, por lo tanto, Eterno y Permanente.

 

Entonces sabemos que Él es Autosuficiente, o para utilizar un termino coránico, Al-Qayyum: “el Primero y el Último”.

 

 

Conceptos como el descanso de Dios en el séptimo día de la creación, su lucha con uno de Sus siervos, su complot en contra de la humanidad, o su encarnación en un ser humano, son considerados una blasfemia desde una óptica estrictamente monoteísta e islámica.

 

El uso único del término Allah como nombre exclusivo de Dios refleja el énfasis en la pureza monoteísta de la fe islámica, que es la esencia del mensaje de todos los profetas de Dios.  Por esto, el Islam considera que asociar alguna deidad o persona con Dios es un pecado capital que Dios no perdonará, a menos que la persona se arrepienta antes de su muerte.

 

El Creador tiene una naturaleza diferente a la de Sus criaturas, porque si Él fuera de la misma naturaleza, sería temporal y por lo tanto necesitaría un creador a su vez.  Resulta, por lo tanto, que nada es como Él.  Además, si el creador no es temporal, entonces debe ser Eterno.  Si es Eterno, no puede ser causado, y si nada causó Su existencia, nada fuera de Él sostiene Su existencia, lo que significa que Él es Autosuficiente.  Y si no depende de nada ni nadie para continuar su existencia, entonces su existencia no puede terminar, entonces, el Creador es, por lo tanto, Eterno y Permanente.  Entonces sabemos que Él es Autosuficiente, o para utilizar un termino coránico, Al-Qayyum: “el Primero y el Último”.

 

El Creador no crea solamente en el sentido de dar origen, Él también las preserva y hace que su existencia termine, y es la causa final de lo que les pueda suceder.

 

“Dios es el Creador de todas las cosas, y Él es su Amparador.  A Él pertenecen las llaves de los cielos y de la Tierra [y el poder total sobre ellos]; y sabed que quienes no creen en los signos de Allah son los perdedores”. (Corán 39:62-63)

Dios dice también:

No existe criatura en la Tierra sin que sea Allah Quien la sustenta; Él conoce su morada y por donde transita”. (Corán 11:16)

Si el Creador es eterno y perpetuo, sus atributos deben serlo también. No debe perder ninguno de sus atributos ni adquirir otros. Por ello sus atributos son absolutos.

¿Puede existir más de un creador con tales atributos? ¿Puede haber por ejemplo dos creadores con una fuerza absoluta? Es suficiente un momento de reflexión para darse cuenta de que esto es imposible.

El Sagrado Corán resume este concepto en los siguientes versículos:

«Dios no adoptó ningún hijo , ni hay otro Dios junto a él. Sí no, cada Dios se habría atribuido lo que hubiera creado y unos hubieran sido superiores a otros.» (Corán 23:91.)

«Si hubiera habido en ellos -los cielos y la tierra- otros dioses que Allah, se habrían corrompido.» (Corán 21:22.)

En conclusion podemos usar versiculos del Sagrado Coran para afirmar quien es Allah Alabado y Enaltecido sea:

«Es Allah no hay más Dios que El. El Conocedor de lo oculto y de lo patente. Es el Compasivo, el Misericordioso. Es Allah no hay más Dios que El, el Rey, el Santo, la Paz. El es Quien testimonia con Su propia verdad, el Custodio, el Todopoderoso, el más Fuerte, el Supremo. ¡Gloria a Dios! Está por encima de lo que le asocian. Es Allah El Creador. El Hacedor, El Formador. Posee los nombres más bellos. Los que están en los cielos y en la tierra le glorifican. Es el Todopoderoso, el Sabio.» (Corán 59:22-24.)

«Allah No hay más Dios que El, el Viviente, el Subsistente. Ni la somnolencia ni el sueño se apoderan de El. Suyo es lo que hay en los cielos y en la tierra. ¿Quién podrá interceder ante El si no es con su permiso? Conoce su pasado y su futuro mientras que ellos no abarcan nada de Su ciencia, excepto lo que El quiere. Su trono se extiende sobre los cielos y sobre la tierra y su conservación no le resulta onerosa. El es el Altísimo, el Grandioso.» (Corán 2:255.)

«Yo soy Allah, no hay  dios excepo Yo , adorame y establece la oracion para recordarme(Corán 20:13.)

 

Fuente: www.rasoulallah.net

 

 

 

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.caipy.org/quien-es-allah/